LA COMPRENSIÓN EN LOS TIEMPOS DE LA CÓLERA

Por Ángela López

Uno de mis lectores me ha preguntado cuál es mi principal cualidad, pues bien, deberé mencionar la paciencia. Pocas cosas me sacan de quicio, ya que trato siempre de imaginar lo difícil que puede ser la vida para muchos de nosotros en determinados momentos.  Al ponerme emocionalmente en los zapatos de alguien más, logro desarrollar un nivel de comprensión hacia la frustración, mal genio e incluso envidia que manejan otros. Además, el hecho de ser profesora ha impulsado mi deseo por comprender las diferentes formas de aprendizaje que tienen los demás, lo cual también aplica para las múltiples interpretaciones que cada uno de nosotros le damos a la vida. Con esto no quiero decir que soy un ser iluminado y perfecto; al contrario, me esfuerzo por no probar el irracional banquete que la rabia, la tristeza y la frustración preparan para mí diariamente.

Los arroyuelos son hermosos siempre y cuando sean solo eso, inofensivos riachuelos con piedritas y flores a su alrededor, pero cuando llueve incesantemente sobre ellos, la creciente es inminente, y con ella, el encanto se transforma en destrucción.  De igual manera, nuestra preciosa mente se convierte en el lugar más peligroso para nosotros mismos, si constantemente la inundamos con pensamientos de queja, autocompasión y resentimiento.

Por ejemplo, ¿Qué cosas son las que más te molestan? ¿Acaso es el interminable tráfico que te está impidiendo llegar a tiempo para la presentación de tu trabajo? ¿O será que te molesta aquel empleado que está atrapado en el interminable tráfico, mientras tú llevas 15 minutos esperando a que él haga la presentación de trabajo? Así es la vida, una completa paradoja. Vivimos envueltos en el sentimiento de la ira, y lo peor es que siempre hay una excusa aparentemente válida para sentirla.  Sin embargo, si nos pusiésemos por un instante en el lugar de la otra persona…no sé, por lo menos un día, tal vez descubriríamos que en realidad todos tratan de hacer lo mejor que pueden, al igual que tú.  Podríamos notar que el mundo simplemente está atado por la misma cuerda que te ata a ti, la rabia sostenida por innumerables excusas.

Por supuesto, no se trata de no sentir molestia o enojo en ocasiones. Pero una cosa es ser conscientes de que humanamente estamos hechos de emociones, algunas de las cuales deben esparcirse como semillas por doquier, y existen otras que se encuentran ahí para enseñarnos lo que el autocontrol significa.  En mi adolescencia, recuerdo que era bastante común escuchar que hacer mala cara te envejecería rápidamente, mientras que sonreír te ayudaba a conservar tu juventud por más tiempo.  Mito o no, yo anhelaba permanecer joven por siempre, así que cuando sentía que estaba frunciendo el ceño, inmediatamente trataba de sonreír.  Hoy en día, me esfuerzo por no ser esclava de la cólera, no porque ser feliz sea mi fuente de la eterna juventud, sino, porque intento no dejarme llevar por la actitud perniciosa de los demás, ya que no tengo control sobre la conducta de alguien más; y cuando se trata de mis errores, me limito a observarlos y corregirlos, pero nunca me quedo masticándolos cual goma de mascar, pues eso significaría encerrarme en un círculo sin salida.  

Cada ser humano, sin excepción, somos titanes y titánides; es decir, una poderosa raza con el don de destruir o crear. No te lo niego, el camino fácil es arruinarlo todo, comenzado contigo mismo(a) hasta llegar a quienes te rodean. El camino difícil, será formar una imagen valiosa de ti mismo(a) hasta llegar a quienes te rodean. No obstante, de los dos caminos, el primero te hará probar la amargura tarde o temprano; mientras que el segundo, te inundará de amor tarde o temprano. Es tu elección, es mi elección; pero al final, lo que hagamos hará eco en la humanidad.

WWW.ANGELALOPEZ.CO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s