Puerta: Amor Propio

He admirado a los fascinantes árboles desde que era una niña, y pienso que guardamos ciertas similitudes con ellos.  Pensemos en esto, nuestros pensamientos y creencias actúan como “raíces” que alimentan nuestro “tronco”, el cual está compuesto por nuestro corazón y nuestra mente.  Cuando tenemos un poderoso núcleo interno, el impetuoso “viento” de las adversidades, se convierte en una gran oportunidad para aprender a moldear nuestro carácter y determinación.  En otras palabras, “la tormenta” nos enseña cómo darle paso a la transformación a pesar del miedo.  Ahora bien, ¿Cómo alimentar esas creencias y pensamientos de manera saludable?

“El agua” que nutre nuestro ser interior es el amor propio.  Tener el valor de descubrir y valorar ese ilimitado potencial que reside dentro de nosotros, es sin lugar a dudas, una expresión de amor.  ¿Amarme a mí mismo?… Pero, no soy tan inteligente … soy bajo … los dedos de mis pies son feos … mi cabello es muy rizado … ah y, además, mis lentes me hacen ver aburrido… En fin, podría enumerarte muchas más cosas que me hacen sentir un poco decepcionado de mí.

¿Y si mejor…cambias esas pautas de pensamiento por otras más positivas? Yo, por ejemplo, podría decirte lo siguiente: No es que no seas inteligente, es sólo que aún no descubres en que área eres un Da Vinci, un Michael Phelps o un Steve Jobs … ¡piénsalo bien! Si eres bajo, gastarás menos comida en ti …  Tienes todos tus dedos, ¡gracias a ellos puedes dar un paso a la vez! … ¿cabello rizado? Eres fácil de identificar en la multitud… y ¿usas lentes? ¡estupendo! Tienes cierto aire de intelectual.  Así que … ¡detente! No busques excusas que respalden tus creencias incapacitadoras.  Si tienes talento para ver detalles como estos; entonces, úsalo para edificarte, no para destruirte.

Eres merecedor de tu propio amor, esa es la principal creencia que debes alimentar.  Establece una autoimagen positiva de ti mismo, filtrando pensamientos constructivos sobre las características que te hacen indiscutiblemente único y valioso, de esta manera, crearás y reforzarás la creencia sólida sobre el por qué tu eres digno de ti mismo.  Y cuando seas capaz de reconocer la grandeza que reside en ti, podrás identificarla fácilmente en los demás.  Así, desarrollarás la capacidad de eliminar el nocivo deterioro con el cual miras tu interior, para transformar tu alma en una fuente de “oxígeno”, no sólo para ti mismo, sino para la humanidad. Recuerda que, sin importar tu nivel de educación, idioma, apariencia física, condición socio-económica, color de piel, habilidades, religión o incluso si provienes de otro planeta; tienes una primera misión aquí y ahora, amarte.

Retira las cadenas, toma la decisión de usar tu llave y abre la puerta que te impide apreciar el ser que realmente eres, luego, atrévete a amarte sin excusas.  La pieza que tanto buscas para completar tu rompecabezas, está justo en la parte interna de tu ser; si no me crees, toma tu espejo y observa con atención.  ¡Sí! Perdónate por medio de un amor altruista hacia tu “Yo interno”.  La invitación es esta: ¡Rompe tus propios límites imaginarios a través de algo tan real como el amor que vive en ti!

95

ÁNGELA LÓPEZ, Autora.

Versión en Inglés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s